Si he de perecer al abrigo de este manantial,
abrupto, dominante, de fluido reino.
Que no me vuelva loza de mármol,
su frío carácter de primavera postergada,
que deje que el despertar del sol me sonría,
que la luna en su guardia me bese
mientras sus aguas me acarician el descanso...

lunes, 15 de julio de 2019

Flor de verano



Flor de verano

Voz de la flor de verano
cosida a sus arrugas.
Astuta máscara displicente,
fragante camina acotando
tozuda la franca afabilidad.
Penar en años crepusculares,
color esmeralda ignorado,
vencido, descanso estival.  

Me equivoco sobre su boca
buscando al jubiloso río
llamado a ser afluente
de mi alma en penumbra.
Al igual cierra, que abre  
al despertar del insomnio,
reservada risa sesgada,
vuelo de pájaro en la lluvia.  

Dulcemente madrugada,
deliciosa, desnuda de piel.
Mojada y aurora muda
resbala con donaire,
temprana, esbelta carne.
Día que abre con celo
estremecido de doncella
inocente al amor primero.  


viernes, 12 de julio de 2019

Cómo puedes



Cómo puedes

Cómo puedes equivocarte tanto,
abrumador es el ejército celeste
en tus ojos, gritándome a lo lejos.
Le sobra el sosiego de la tarde,
la escuálida cintura difuminada
con el cual el horizonte cierra
su mirada abriendo la noche.

Cómo puedes equivocarte tanto,
espesa ceniza pulveriza lentamente
revelando la memoria dormida.
Plaga de dolor danzando un cante,
corazón despertando a la yedra,
trepa enmarañada, crecida por años,
diámetro profundo, error con raíces.

Cómo, dime cómo es de ciego el mirar
nacido, fundido en grietas sangrantes
cuando jamás supiste  de vendas,
ni de soles reparadores al caminante.
Frente a ti, sin pies, recogiendo zapatos
desechados se quedan todos los instantes
de otros, venidos a sobrevivir a tu estribo.  


miércoles, 10 de julio de 2019

Rumor



Rumor

Hay un rumor nervioso,
sudoroso, llegado urgente
con misiva eclesiástica.
Hiere la maleza de su mano
y el ritual de la lluvia
que genera la yerba crecida
en su rostro exigente.

Está el viento sentado
como junco en el banco
de la incertidumbre,
araña muy despacio
la comisura de su boca.
Cohibido con sus dientes
apretados, ensaya
un nuevo lenguaje.   

Rumor, fugaz motivo,
enredos circunstanciales.
Huesos que caen al vacío,
sin sentido, palabras
con dedos torcidos, ágiles,
una conjura premeditada.  


lunes, 8 de julio de 2019

Naciste


 LESLIE BALLEWEG:
12 “X 24”, Óleo sobre tabla, Mujeres soplando letras del libro
Como artista conceptual figurativo, Leslie busca presentar a las personas y las escenas en las que se encuentran, de una manera que permite al espectador contar la historia de la pintura. Tal vez el espectador vea más de una historia, cada una igualmente plausible. También se esfuerza por crear una imagen en su conjunto que habla de un aspecto compartido de la naturaleza humana y el mundo en el que vivimos.

Naciste


Mañanita de Abril naciste verso,
poema en los ojos de tu amanecer,
estrofa, a estrofa se diseña tu alma.
Naciste sosegado día de Agosto,
camino, sol, naciste luna, estrella,
naciste llanto, sonrisa de niño.
Naciste mujer, hombre, naciste poeta.
Naciste con el frío en Diciembre
helando palabras huecas en Enero.
Naciste solo sin testigos presentes,
te hiciste a tu manera, sin formas
aunque ahora te adjudiquen diseños.  

¿Quién atrapa la gaviota en la tarde
y se la roba a las lágrimas de sal
llovidas en la arena?, Mar de sueños
que en todas sus costa duermen,
dime marinero que miras la mar
en lo profundo del océano de unos ojos,
a navegar tu deseo de esa tierra vuelves,
moviendo tus dedos como velas blancas
en un norte donde se funden tus vientos.   
Serás poeta en las aguas que te pierden,
atrapando en su vuelo, las gaviotas
que enmarañan el azul de su pelo.   

Sin alfabeto, sin credo, me naces,
palabra silencio, palabra sentimiento
que me tocas el corazón poeta.
Él que golondrina será siempre
volviendo una y otra vez a su nido
hecho de versos, de viajeras cometas
con mil estelas en un versátil paisaje.
Me naciste en esos  días trasnochados,
de años sin dueño, en futuro presente.
¿Poeta?, Vivir, sentir, las cosas, la vida.
Matices del mundo en distintos  registros.  



viernes, 5 de julio de 2019

Proverbio


 Obra de Antonio Quintana, nacido en Iznajar, Córdoba
Pintor por vocación, desde niño sabía lo que quería hacer en la vida, crear. En Madrid se encontró con una serie de personajes que le mostraron otros mundos y maneras de expresión que le abrieron la mente y las ganas de manifestarse de diferentes maneras. Eran poetas y se integró en aquel mundo desconocido como buenamente pudo, así dio vida a su  primer libro de poemas “El ojo único del unicornio”, un libro mágico que fue accésit del premio Adonais. Estas circunstancias le hicieron sentir más universal en el arte. Después de esto no ha dejado de interesarse por cualquier medio creativo a su alcance. Imperativo no concibe la vida sin investigar, crear y sorprenderse a sí mismo a cada momento. Es curioso, soñador, ingenuo, a veces infantil pero muy maduro, atrevido y con ganas de estar vivo. Con respecto a su obra es muy variada, domina una gran cantidad de técnicas, gracias al que fue su maestro durante su estancia en Madrid, el santanderino Antonio Quiros.
Estas ventanas que presenta ahora quieren expresar sentimientos amarrados producto de un mundo interior frustrado, marcado, pero no carente de alas, sentimientos enjaulados que sobretodo pugnan por escapar, ser visibles. Son mujeres en general, ahora que comienzan a hacerse notar. De todas maneras el artista, creador da  libertad para opinar, es más importante lo que pueda ver el observador que lo que diga el autor, piensa él de su obra.


Proverbio


Pinto ventanas bajo el porche,
donde mis pies no me llevan
viaja sola mi inquieta alma,
buscando el norte perdido.
Lo haya en lo profundo  
de un corazón, es llama
y me llama, y yo le abro
las contrapuertas cerradas
de las ventanas de mis ojos.
Desde el porche que me habita
se despierta en espiga de trigo,
el olor de su cuerpo, pan
de vida, que mi vida sustenta.

 Trágico sino arañar el cristal
buscando el descalzo destino
con esa luz opaca que tiene
el eclipse marcando distancias.
Una vela en el viento elevando
mis manos  dibujándote,
sueño que a mi realidad llegas,
apenas una estela que rompe
la niebla de este silencio
suscrito a mi alma peregrina,
nacida vagabunda en los pies
de los siglos escritos al mundo.

Tú me confirmas mi lejanía,
pasaje de caminos, en mis venas,
trayectoria líquida, tu sangre.
La sangre del hombre eterno
marcando huellas inconformes,
para un mundo abduciendo
almas en serie, al cual quieres
regalar, me regalas un nuevo mirar,
un hombre presente, inamovible
que se entienda y se acepte
como el más tangible proverbio
asiéndome verdad en su leyenda.


domingo, 30 de junio de 2019

Juventud



Juventud

Juventud desafiante,
beso vivaz del tiempo, 
tersa piel cándida,
hospitalaria de pasiones
reñidas con los hábitos
impuestos por la etiqueta. 

Alma libre e inocente
que se llama a si misma
en su dogma, altruista.
Indivisible en sus dones
para la discapacitada
normalidad establecida.

Juego inconcluso de colores
jugando a ser arcoíris
en un mundo monocromo.
Risa en el rostro del aire
acomodado al hábito
subscrito al  poder.

Juventud, divina juventud,
loca carrera de años
alcanzando la madurez.
Desafío al tiempo, a la vida
que bosteza aburrimiento,
cansancio al círculo cerrado.   


sábado, 29 de junio de 2019

Hermosa cordura



Hermosa cordura
 
Hermosa es esta cordura,
enajenada locura en la piel
que siente el roce, el goce
sin acento, sin fronteras.
Paraíso inmenso y eterno
del que somos inquilinos.
No hagamos dormir jamás
este hambriento sueño,
a de existir entre sus duendes
y rozar la pleamar de su calma.

A la luna le arde la mirada
cada vez que nos ve.
Somos dos locos ingenuos,
pasto de esa desidia
pasajera de la rapidez,
del tiempo que alimenta
las convencionales calles
de la vida impuesta…, 
y la luna se enamora
de nuestra tersa libertad.

Nos miramos juguetones
en el  rostro del espejo,
su brillante boca nos dice
atrevida lo que se nos niega
alargando el febril silencio.
Solo hablan los cuerpos
cuando el secreto rompe
el anagrama del sonido,
algo más que palabras,
almas moldeando paisajes.



martes, 25 de junio de 2019

Eres tú



 Eres tú

 Naciste brote, jazmín tal vez
o quizá eres ese viejo lentisco,
nacido con alma de matorral.
La tierra te gesta y te quiere,
son las piedras las que te  ahogan
las que te niegan respirar oxigeno.

Te vas hijo de la tierra a buscar
un arroyo, un prado verde,
para caer en un pozo divergente
donde navegar se te va a negar.
¿Dónde vas hijo de la tierra,
Con tus vacías manos de dolor?

Al decir; _¡Me ahogo!_ Te nace 
una rama firme a tu cuerpo.
Así podrás ser un sólido árbol,
tener raíces  en tus pies errantes,
caminar a un lugar morada.
Eres tú, línea leal a un horizonte.     

Qué más dan las inflexibles fronteras,
los cristales curvos, puntiagudos
adheridos a las suelas de tus zapatos.
Ir hacia adelante es tu converso credo,
tienes el mapa del mundo como patria,
e ir liberando verdades será tu máxima.  


viernes, 21 de junio de 2019

Ay, ay



Ay, ay

Ay, ay, esta queja sorda
sin ojos para mirar, ni pies  
caminando su mudo dolor.
Solo un corazón palpitante
agonizando vida, solitario.
Detén el grito de tu agonía,
va de la mano del silencio
cuyos sordos gritos escoge
la inquietante calma, ahora,
para soñarme como tu ser,
pues sabes que solo tú, y  yo,
somos uno sosteniendo el cielo,
que nos mira derrumbándose.

¿Qué necesita ese aliento
para saber que tiene boca,
unida al viento, cómplice
de sus pulmones de acero?.
Quizá unas manos abiertas.
Dictar a ese oscuro trance,
que sus pestañas son palomas
cosiendo con sus regios picos
la amarga controversia, clave
de sus insomnios mas tercos.
Un velocímetro de hormigas
en el estómago engullendo
distancias, cerrando hambre
de mi, de ti, en esto nuestro.  

Ay, ay que me cosen tus ojos,
a ti, a ese deseo trasnochado
que amanece desnudo siempre,
buscándome dilatando tu pupila,  
estirando tus manos a la nada.
Un desesperado hambriento
olvidando su ruta de caminante
para ser un ladrón de sueños
en este hábitat donde soy isla,
y tú con tu código de navegante,
puedes violar mis fronteras
hasta permanecer derrotado.

Antoñi ( 20 – Junio – 2019)


viernes, 14 de junio de 2019

Se despertó



Se despertó

Se despertó blanco
Como la espuma deshecha
cuando es cortina del crepúsculo
llamando a un nuevo día.

Porque los días son escritos por el hombre,
que es hombre no solo con el cuerpo,
lo es por el camino que recorre,
y su huellas historia que otros hombres,
sin mácula, siempre van a leer.

Se despertó arena
desasiéndose en unas manos
cuando la arena es sueño de la tierra
y quiere ser trigo que la alimente.

Porque el trigo es pan del trabajo del hombre,
cuando el hombre es más que materia.
La materia una herramienta cómplice
separando su luz del gran rebaño,
y así, con su esfuerzo va construyendo esperanza.

Ojala aunque la materia se nos niegue
te sigas despertando en mi pecho,
hombre blanco, hombre arena,
y todos esos  vientos que te han golpeado
se cosan sus ardides bocas de serpiente.

Porque hemos escrito un legado
con la tinta de nuestros cuerpos
que será un precedente en la tierra,
futuro del mundo, tus hijos, hombre.