Si he de perecer al abrigo de este manantial,
abrupto, dominante, de fluido reino.
Que no me vuelva loza de mármol,
su frío carácter de primavera postergada,
que deje que el despertar del sol me sonría,
que la luna en su guardia me bese
mientras sus aguas me acarician el descanso...

viernes, 30 de septiembre de 2016

Breve


Atraviesas mi pensamiento
emoción sin nombre.
Sensualidad de una mirada
fuerza hipnótica atrayente,
…que puedo hacer sino?
Nadar en tus promesas. 





martes, 27 de septiembre de 2016

Aires


Aires

Blanda luz me entretienes
como rama aprendida al viento.
Su pulso me invita a doblegar
mi cintura al tránsito de la brisa.
Piedra en el corazón de la lluvia,
apresura el paso por altos cielos.
Largamente contiene el aliento
el aire camino a la tormenta,
unciendo con su lengua la piel,
inflándose con su inhóspito frío.

Corriente de agua eres
dentro de mi albufera,
sensibles lechos laten
abandonados de espuma.
De la que ríe el almendro
con sabor a fruto prohibido,
mensajera de una paz
levantada de su sueño,
henchida en sus pechos
a las elevadas cumbres.

Latidos que hablan de deseos,
allí vienen los desórdenes,
para beber de la fuente
con la sombría entraña
que la duda humedece.
Degrada y profunda cierva,
la certeza abre sus carnes,
y llegan hijos de la discordia
a liberar a un dios insolente
que del rebaño creado se ríe.

miércoles, 21 de septiembre de 2016

Noche franqueable


Noche franqueable

Haces transitable mi desnudez,
anunciada de estremecimientos,
allí donde no alcanzan las leyes  
a reprimir el pálpito de este verso,
en el umbral del lecho porcelana
donde habita el agitado fuego.

las manos se me fugan indecisas
sobre la sagaz nebulosa, en el puente
del estertor, en el suicidio del deseo.
Un sí si es tu tierra, un sí si es tu mar,
barca de suspiros a golpe de remo,
en el valle donde tu piel me acoge.

Hermosa tiara de estrellas
reluce en la ululación de la noche
por encima de nuestras cabezas.
Porfían lacerantes sentimientos,
componiendo poemas inhallables
con la lírica de nuestros cuerpos.

Cuando los suaves dedos
del esperado rosado amanecer
se imponga sobre nuestro cielo,
resistiremos el asalto de las horas,
esperando ese canto de mirlo,
regalo del sueño del atardecer. 

lunes, 12 de septiembre de 2016

Canto de cisne


Canto de cisne

Hoy el hielo está soñoliento
profanando las ondas escogidas
de las altruistas almas vegetales.
Anhelante su voz de silencio,
inmune al sentimiento lágrima
donde oscurece la llama cauce,
sin tener orilla, ni aliento,
en la desidia de sus savias.
Porque el candor es reverso,
al calor riendo persistente.
Caudal fluido en las arterias
hasta amamantar olvidadizo,
el arrullo, con agudos dientes. 

Sus ojos caramelo fundido,
peligroso lago de inquietudes
para una nadadora solitaria
perdida en el infesto dominio
de las raíces de sus malas hierbas.
¡oh escogida isla rompiente
en el mismo mar de ávidas aguas!
Protectora del dolor depredador,
con sus costas de inercia,
manto de infinitas longitudes
acurrucando al majadero frío.
Iguales se entregan por la boca
al pequeño canto de cisne.

jueves, 1 de septiembre de 2016

El filo del vestido


El filo del vestido

Vivo en el filo del vestido
de una soledad persistente.
Buscando en la fría lluvia,
en su corteza arrogante,
la puerta y sus espacios,
donde están las lágrimas
abriendo camino al dolor.

Soy pasajera sin pasaje
de este río olvidadizo,
amurallado en su vertiente
con mil emociones confusas.
Un cóctel fluvial verificado,
de escogidos vientos tristes
oscureciendo los párpados.

Cascada de impolutas verdades
incorporan sus sedientas raíces
al acogedor pecho amanecido
de la anhelante libertad. 
Escogen la marítima vereda,
hasta alcanzar el acueducto,
y canalizar su cristalino talle
uniéndose a las aguas limpias.

martes, 30 de agosto de 2016

Viento frío


Viento frío

Cuando sopla el viento frío,
solapa las crines del tiempo,
maceradas de grises nubes.
Flotan las flores en el agua,
sacerdotisas de otoño instan
a las hojas secas al desahucio.
Nada es de nadie, o perenne
en este mundo incoherente,
donde el límite es ambiguo
bajo los arcos de un pórtico
de vida que te has de ganar,
incluso en la abierta necesidad
de respirar el agitado aire.

Hasta la sonrisa es relevante
en los desbocados  encuentros
que se tienen en las calles
de las desveladas ciudades
de los inalcanzables sueños.
Triste conseguir lo elevado
a destiempo, lentamente,
cuando el glaciar del infierno
hiela el vergel de tus arterias.
Insumiso amor bruñido en ocre,
dormirá el invierno su desnudez
para no herir su libertad niña,
inocente, de inquietud ávida.  

jueves, 25 de agosto de 2016

Tempo


Tempo

Te estuve esperando insomne
bajo un cielo rencoroso,
amueblado de sombras,
atravesado de un glaciar frío.
Se me había caído la nieve
de pura blanca agonía,
como todos mis dioses
enervados en su falsa aureola,  
por tanto pasear las nubes
arecidas de todos tus silencios.

Lloran, si, lloran los arroyos
sus aguas bajando la pendiente
y el sol, aún no muestra su rostro,
aún duerme el sueño de nadie
como si incitara a las estrellas
a ser pájaros en recónditos vuelos.
Lentamente, si lentamente,
te vuelves pálido, vago olvido.
Sabes, cuando el dolor se  acaba,
la tierra abre sus manos. 

domingo, 21 de agosto de 2016

Querría

Querría

Querría salvarte del tiempo
del amor que llega tarde.
Bajo el calor de mi pecho
del frío abandono, recogerte.
Con la caricia de mis labios,
poner venda en tus heridas.

¡Querría, tantas cosas para ti!,
Se me escapan los ruegos
sin reposar culpas ajenas
en los dormidos sueños,
exasperados en el rápido tren, 
donde la vida se nos lleva.

Viajeros olvidados del fuego,
del regalado trigo verde,  
que una vez amo la lluvia
en el albor de su dorado brillo.

Pan que se te ofrece al paladar
a la gloria de tu celestial boca,
que la mía hambrienta siente.

Blanca  gaviota en tu cielo,
Vuela, vuela  hasta dormir
en el arrecife de tu playa.

jueves, 18 de agosto de 2016

Cuando llegue el invierno


Cuando llegue el invierno

Mis sentimientos son aves
Volando hasta el infinito,
algunos con sus alas rotas.
Su pulso arrebola acústico
la sangre de las hojas verdes,
tibias prominencias del tallo
fuentes de la geográfica piel
donde el viento posa sus labios.

Quizá no tengan retorno,
festejan albas en los manantiales.
Umbral celeste de la flor,
posada de la cansada tarde,
donde llega la mirada del amor
a contemplar los senos de la rosa,
enramada de pétalos musicales
ofertando sinfonías al paladar.

Y cuando llegue el invierno,
en esos brazos de frío ocre,
yo me habré ido abandonada,
sobrada del inventado tiempo,
licuada de victorias olvidadas,
invadida del ardor del muérdago,
en una gloria que el signo ofrece
a perpetuar sobre el lienzo de la vida.




domingo, 14 de agosto de 2016

Seducida


Seducida

Milagro de piel y alma,
seduciéndome con su tacto,
ofrenda del paladar del hombre,
suave como el terciopelo.

 Me seduce la dicha del agua
acariciando las flores
con su melodía húmeda
perfumada de viento.

Será la mar y sus olas
las que a mí me lleven
seducida como gaviota,
remesa hasta tu frente.

En mi iris, tú me seduces
sujeto a la madre tierra,
a su palpitar imperecedero,
vestido de amanecer.

Solar frondoso mi corazón,
arraigan raíces de mieles,
destinadas a ser potestad
en nuestro eterno descanso. 

martes, 9 de agosto de 2016

La palabra


La palabra

Bajo el rumor de la noche
la palabra se agota,
atrapada en ese lago oscuro
de cristal brillante.  
Donde la luna le canta
nanas de sesgados olvidos.
Donde las estrellas la mecen
en centelleantes arrullos
cómplices de la ruindad
del miedo al dolor y la muerte.

La palabra, mujer férrea,
sin límite regalas tu sangre,
a un imposible amor ,
limpio y puro como tu alma.
Vives con tus descalzos pies,
con tus encalladas manos,
consciente de ser un ultraje,
con tu voluntad coaccionada,
con tu valor saboteado,
flaco favor ajeno a tu ser.

Morirán los siglos, los años,
también ellos morirán,
los empeñados en ser orfebres
de tu moldeable cuerpo.
Arrastrándolo todo a tu paso,
a través del fuego perduras,
viajando perseverante
entre la arrolladora lluvia.
Cobijada del ciclón del viento
confundiendo sus facultades. 

miércoles, 3 de agosto de 2016

Amantes

Dibujo erótico de Egon Leo Adolf Schiele ( 12 de junio de 1890 al 31 de octubre de 1918), 
Más conocido como Egon Schiele, fue un pintor y grabador austriaco contemporáneo.
Períodos: Expresionismo, Modernidad, Arte moderno, Secesión de Viena.

Amantes

Se corta la tensión cual cuchillo,
pura química vicia el aire…
Amantes, desprenden su pasión,
sinfonía arbitraria e inconclusa,
ahí escondido y encendido el deseo,
llenan de notas el vacío pentagrama,
atrapa sus miradas en el paisaje,
yacen frente a frente indecisos,
separados por el majadero instante.
Murmullo de latidos contenidos,
bajo una traviesa desnudez,
vuelve más y más ardiente la espera.
El corazón galopa, aún lejos…,
uno del otro, en el tiempo ausente.
Amantes, les  arrulla la vida
extendiéndoles la mano al cielo
donde el pudor transita ausente,
como nadie lo saben y callan
la palpitante agonía por tenerse.  

viernes, 29 de julio de 2016

Pérdida


Pérdida

Se hace cálido el aíre
bajo el lecho del agua.
Hilera larga murmurante,
tu canción juega con el sol,
acaricia la tierra vencida.
Aquí , allá, limpia la sangre,
desnuda la calma y bosteza.

Quiero escuchar la herida,
al dolor proscrito en la calle.
Dibujar elipses en las auroras,
rutas descartando el frío.
Hacer luz, caridad de frente.
Escuchar al pálpito del silencio,
que me diga y no se enoje.

Cielo inmortal al acecho.
Nacido amor, dulcemente
en su vuelo a mi orilla.
Cuando en ti pienso,
el pensamiento llora,
rosa purpura de fuego
negado a ser amargura.

Al borde, entre la sienes
bracea cansado de la vida.
Recuerdo de viento y arena,
cuando decidas no estar,
sonaran serenos tus acordes
desde tus acelerados ojos,
invitándome a tu ausencia.  

miércoles, 27 de julio de 2016

Ángel caído


Ángel caído

Hay algo que no te puedo dar,
por más apetecido me sea
meter mis pies en este océano
paraíso de atrayentes experiencias,
emergente  de todas tus voluntades,
fluyendo sagaz a mi alrededor.

Soy alba en mi pequeña isla,
de iris suspenso e inquieto,
buscando un anexo horizonte
que me regale el mirar de tus ojos,
aunque seas un barco de vela
sin echar el ancla en mi amanecer.

Hubo un tiempo de saqueos,
vándalo eras en mi continente,
 que se te entregaba sin reservas.
Se me olvidó despierta soñarte,
tangible e imperecedero,
como una verdad perenne.  

Hay algo que no te puedo dar,
en mi se queda el tiempo perdido,
el olvido, la esperanza muerta.
Ángel caído tanto me has de doler
bajo este inexorable y oscuro cielo,
salvaje al despojarte, dejándote caer . 

domingo, 24 de julio de 2016

Este amor


Este amor

Este amor tiene mucho miedo
a poner su sentir en palabras.
 Como el humo, sutil e intangible,
escapaba de ser capturado.
La noche lo acoge, lo envuelve,  
es  una cálida y húmeda manta.

Se siente criatura salvaje
temeraria, sin brújula moral,
al hacerse extensivo en un signo.
Prieto ampliando longitudes
descarga sus ansias ocultas
poseyendo el seno de su deseo.

Amanece su longitud extensa,
en su naturaleza palpitante,
izada a las vocales abiertas .
Despierta la fiereza consonante
Sin dejar pasar este amor
como si la vida le fuera ajena. 

sábado, 23 de julio de 2016

¿Dónde?, Donde


¿Dónde?, Donde

                                                          
¿Dónde va siempre la vida?,
La vida va a donde se la lleve.
Era el octogenario sauco
misterio de supervivencia,
en mi imaginativa niñez.

Abrieron mis ojos al tiempo,
allí donde mis manos  enlazan
guijarros suspendidos en el aire.
Como un río de cálidas fantasías,
volviendo mis ilusiones de cobre.

Ya no perfuman las celindas,
están cerrados los pasajes,
donde dormitan sus hojas,
donde credos verdes blanden,
los olivos, las vides, los granados.

Todo se vuelve arruga doliente,
con el viento mordiendo las ramas
al recuerdo del solitario lentisco,
ermitaño cubierto de ceniza
en su garita frente a los trigales.