Si he de perecer al abrigo de este manantial,
abrupto, dominante, de fluido reino.
Que no me vuelva loza de mármol,
su frío carácter de primavera postergada,
que deje que el despertar del sol me sonría,
que la luna en su guardia me bese
mientras sus aguas me acarician el descanso...

jueves, 25 de agosto de 2016

Tempo


Tempo

Te estuve esperando insomne
bajo un cielo rencoroso,
amueblado de sombras,
atravesado de un glaciar frío.
Se me había caído la nieve
de pura blanca agonía,
como todos mis dioses
enervados en su falsa aureola,  
por tanto pasear las nubes
arecidas de todos tus silencios.

Lloran, si, lloran los arroyos
sus aguas bajando la pendiente
y el sol, aún no muestra su rostro,
aún duerme el sueño de nadie
como si incitara a las estrellas
a ser pájaros en recónditos vuelos.
Lentamente, si lentamente,
te vuelves pálido, vago olvido.
Sabes, cuando el dolor se  acaba,
la tierra abre sus manos. 

domingo, 21 de agosto de 2016

Querría

Querría

Querría salvarte del tiempo
del amor que llega tarde.
Bajo el calor de mi pecho
del frío abandono, recogerte.
Con la caricia de mis labios,
poner venda en tus heridas.

¡Querría, tantas cosas para ti!,
Se me escapan los ruegos
sin reposar culpas ajenas
en los dormidos sueños,
exasperados en el rápido tren, 
donde la vida se nos lleva.

Viajeros olvidados del fuego,
del regalado trigo verde,  
que una vez amo la lluvia
en el albor de su dorado brillo.

Pan que se te ofrece al paladar
a la gloria de tu celestial boca,
que la mía hambrienta siente.

Blanca  gaviota en tu cielo,
Vuela, vuela  hasta dormir
en el arrecife de tu playa.

jueves, 18 de agosto de 2016

Cuando llegue el invierno


Cuando llegue el invierno

Mis sentimientos son aves
Volando hasta el infinito,
algunos con sus alas rotas.
Su pulso arrebola acústico
la sangre de las hojas verdes,
tibias prominencias del tallo
fuentes de la geográfica piel
donde el viento posa sus labios.

Quizá no tengan retorno,
festejan albas en los manantiales.
Umbral celeste de la flor,
posada de la cansada tarde,
donde llega la mirada del amor
a contemplar los senos de la rosa,
enramada de pétalos musicales
ofertando sinfonías al paladar.

Y cuando llegue el invierno,
en esos brazos de frío ocre,
yo me habré ido abandonada,
sobrada del inventado tiempo,
licuada de victorias olvidadas,
invadida del ardor del muérdago,
en una gloria que el signo ofrece
a perpetuar sobre el lienzo de la vida.




domingo, 14 de agosto de 2016

Seducida


Seducida

Milagro de piel y alma,
seduciéndome con su tacto,
ofrenda del paladar del hombre,
suave como el terciopelo.

 Me seduce la dicha del agua
acariciando las flores
con su melodía húmeda
perfumada de viento.

Será la mar y sus olas
las que a mí me lleven
seducida como gaviota,
remesa hasta tu frente.

En mi iris, tú me seduces
sujeto a la madre tierra,
a su palpitar imperecedero,
vestido de amanecer.

Solar frondoso mi corazón,
arraigan raíces de mieles,
destinadas a ser potestad
en nuestro eterno descanso. 

martes, 9 de agosto de 2016

La palabra


La palabra

Bajo el rumor de la noche
la palabra se agota,
atrapada en ese lago oscuro
de cristal brillante.  
Donde la luna le canta
nanas de sesgados olvidos.
Donde las estrellas la mecen
en centelleantes arrullos
cómplices de la ruindad
del miedo al dolor y la muerte.

La palabra, mujer férrea,
sin límite regalas tu sangre,
a un imposible amor ,
limpio y puro como tu alma.
Vives con tus descalzos pies,
con tus encalladas manos,
consciente de ser un ultraje,
con tu voluntad coaccionada,
con tu valor saboteado,
flaco favor ajeno a tu ser.

Morirán los siglos, los años,
también ellos morirán,
los empeñados en ser orfebres
de tu moldeable cuerpo.
Arrastrándolo todo a tu paso,
a través del fuego perduras,
viajando perseverante
entre la arrolladora lluvia.
Cobijada del ciclón del viento
confundiendo sus facultades. 

miércoles, 3 de agosto de 2016

Amantes

Dibujo erótico de Egon Leo Adolf Schiele ( 12 de junio de 1890 al 31 de octubre de 1918), 
Más conocido como Egon Schiele, fue un pintor y grabador austriaco contemporáneo.
Períodos: Expresionismo, Modernidad, Arte moderno, Secesión de Viena.

Amantes

Se corta la tensión cual cuchillo,
pura química vicia el aire…
Amantes, desprenden su pasión,
sinfonía arbitraria e inconclusa,
ahí escondido y encendido el deseo,
llenan de notas el vacío pentagrama,
atrapa sus miradas en el paisaje,
yacen frente a frente indecisos,
separados por el majadero instante.
Murmullo de latidos contenidos,
bajo una traviesa desnudez,
vuelve más y más ardiente la espera.
El corazón galopa, aún lejos…,
uno del otro, en el tiempo ausente.
Amantes, les  arrulla la vida
extendiéndoles la mano al cielo
donde el pudor transita ausente,
como nadie lo saben y callan
la palpitante agonía por tenerse.  

viernes, 29 de julio de 2016

Pérdida


Pérdida

Se hace cálido el aíre
bajo el lecho del agua.
Hilera larga murmurante,
tu canción juega con el sol,
acaricia la tierra vencida.
Aquí , allá, limpia la sangre,
desnuda la calma y bosteza.

Quiero escuchar la herida,
al dolor proscrito en la calle.
Dibujar elipses en las auroras,
rutas descartando el frío.
Hacer luz, caridad de frente.
Escuchar al pálpito del silencio,
que me diga y no se enoje.

Cielo inmortal al acecho.
Nacido amor, dulcemente
en su vuelo a mi orilla.
Cuando en ti pienso,
el pensamiento llora,
rosa purpura de fuego
negado a ser amargura.

Al borde, entre la sienes
bracea cansado de la vida.
Recuerdo de viento y arena,
cuando decidas no estar,
sonaran serenos tus acordes
desde tus acelerados ojos,
invitándome a tu ausencia.  

miércoles, 27 de julio de 2016

Ángel caído


Ángel caído

Hay algo que no te puedo dar,
por más apetecido me sea
meter mis pies en este océano
paraíso de atrayentes experiencias,
emergente  de todas tus voluntades,
fluyendo sagaz a mi alrededor.

Soy alba en mi pequeña isla,
de iris suspenso e inquieto,
buscando un anexo horizonte
que me regale el mirar de tus ojos,
aunque seas un barco de vela
sin echar el ancla en mi amanecer.

Hubo un tiempo de saqueos,
vándalo eras en mi continente,
 que se te entregaba sin reservas.
Se me olvidó despierta soñarte,
tangible e imperecedero,
como una verdad perenne.  

Hay algo que no te puedo dar,
en mi se queda el tiempo perdido,
el olvido, la esperanza muerta.
Ángel caído tanto me has de doler
bajo este inexorable y oscuro cielo,
salvaje al despojarte, dejándote caer . 

domingo, 24 de julio de 2016

Este amor


Este amor

Este amor tiene mucho miedo
a poner su sentir en palabras.
 Como el humo, sutil e intangible,
escapaba de ser capturado.
La noche lo acoge, lo envuelve,  
es  una cálida y húmeda manta.

Se siente criatura salvaje
temeraria, sin brújula moral,
al hacerse extensivo en un signo.
Prieto ampliando longitudes
descarga sus ansias ocultas
poseyendo el seno de su deseo.

Amanece su longitud extensa,
en su naturaleza palpitante,
izada a las vocales abiertas .
Despierta la fiereza consonante
Sin dejar pasar este amor
como si la vida le fuera ajena. 

sábado, 23 de julio de 2016

¿Dónde?, Donde


¿Dónde?, Donde

                                                          
¿Dónde va siempre la vida?,
La vida va a donde se la lleve.
Era el octogenario sauco
misterio de supervivencia,
en mi imaginativa niñez.

Abrieron mis ojos al tiempo,
allí donde mis manos  enlazan
guijarros suspendidos en el aire.
Como un río de cálidas fantasías,
volviendo mis ilusiones de cobre.

Ya no perfuman las celindas,
están cerrados los pasajes,
donde dormitan sus hojas,
donde credos verdes blanden,
los olivos, las vides, los granados.

Todo se vuelve arruga doliente,
con el viento mordiendo las ramas
al recuerdo del solitario lentisco,
ermitaño cubierto de ceniza
en su garita frente a los trigales.  


jueves, 21 de julio de 2016

Pecado


Pecado

No pertenezco a nadie
Aunque sean tus labios
la fuente que sacie mi sed.
Moriré cerca de tu oasis,
bajo tu arrogante arena
detenida en este seco aire
y las dunas de recuerdos
desterrando mis mañanas.

Detenida en este instante
en el que me desprendo de ti,
enamorada de ese infinito
donde tus besos deambulan.
Lejos queda ese bello jardín
fascinado con nuestro baile,
el que danzan los cuerpos
bajo el hechizo de la noche.

Ojala luz que me habitas
que sabes mejor que nadie
como iluminar mi sombra,
me permitas regalar el perdón.
Mi alma necesita tu amor,
Abrir a ti,  su triste soledad
prisionera del ridículo pecado,
hijo del prejuicio más infame. 

martes, 19 de julio de 2016

Resayo

Glen Preece , un artista con sede en Reino Unido, se especializa en el retrato, 
crea sus obras de arte usando lápiz, o un cepillo seco aceitosa para crear dibujos realistas de fotos


Resayo

Bajan frías las aves de erráticos vuelos,
apenas unas pinceladas, abstractas.
Sombrías voluntades en sus matices,
equivocan el caminar con el desandar,
turbado cuadro enaltecido de albo ropaje.

He de llorar por el candor de las  tristezas,
la edad de las cosas, la voz del paisaje.
Horas lejanas flotáis desnudas de  armas,
vaporosas, libertarias en los altares,
de falacias por una deidad inventada.

El dolor sin alma me sacude a hachazos,
me estudia en su mirada, como un veneno.
Afán de vestirme con esta sed que viene
vocalizando su himno con aromas rancios,
vicios del corazón del tiempo inapelable.

Me transfiere a la niñez blanca de olvidos
aprendiendo a ver el camino invulnerable,
por donde la vida inevitable se me va.
Ese bello milagro de jardín de roja sangre,
pintando sus campos embriagados de sol.






sábado, 16 de julio de 2016

Me duele


Me duele

Me duele la vida perdida, la vida cegada,
la crueldad en el rostro erigiéndose
embajador de un hipotético dios justiciero.
La inutilidad de la enajenada razón, me duele,
solo acta para desequilibrar la cordura 
del que se nombra a sí mismo, verdugo honorable.

Me cuesta tanto levantarme de esta pena,
me duele el llanto del niño desconocido,
buscando desde la oscuridad de la muerte
su adorado osito de peluche perdido. 
Le rompieron su bello proyecto de vida, 
y será ésta, quien siempre se lo guarde.

Busco flores en un jardín roto, destruido.
Son sus rojos pétalos los que me duelen,
sangre perfumada que cae como lluvia
sobre el desconsuelo de miles de corazones. 
Abra un antes y un después para el mundo,
como siempre, se olvidará, para luego repetirse.

Y me duele tanto…



jueves, 14 de julio de 2016

Natural


Natural

Es incorrecto detener el tiempo de la prisa,
se va a nada, sin el perfil de lo establecido.
Dejad los peces en el  agua, naturaleza natural.
El sentido torcido vicia el oxigeno del aire.


Déjame meditar la partida, la ausencia,
el lado oscuro de los prejuicios
Y quédate en el transcurso de este viaje,
moribundo de intenciones oscuras.

El perdón habita unos pasos más abajo.
Hay caminos, de mi mano no te sueltes,
o vendrá el alfombrado del negro musgo
a convidar a las piedras con sus favores.

Existen vivos recuerdos que jamás olvidan.
Del progreso establecido, renegaron siempre.
Sembrados con luz de los rododendros.
Tienen su aire, sus olivos, sus jardines

Otros en cambio son tierras de la noche
de ensoñaciones baldías sin dejar huella.
No le cuentes tus penas, ni tus dolores
La línea uniformada, no sabe de alboradas.

martes, 12 de julio de 2016

Te vas


Te vas

Te vas despacio desfigurando el silencio.
Temen tanto  los anhelos  perderse
en la comisura de los deseos Insatisfechos,
soledad golpeada en su boca de lluvia,
los sueños son pájaros de un solo vuelo.

Desprendida sal de la solitaria lágrima,
imagina un río angosto ajeno al dolor.
Asombrado en el temblor del  frío breve,
parido del desconsuelo del pestañeo,  
ceñido a la profundidad de sus cauces.

Criatura de agua llegando al puente
fuera del dintel de la oscuridad.
Aire de ausencia claman los cipreses,
caminos, encrucijadas de blancos lirios,
desnudan las avenidas de la derrota.

Rígido corsé usa el impertérrito destino,
presiente lo frondoso de todo mensaje,
llega a puertos abiertos sonámbulo.
Maleable velo azul venciendo leguas
a la desventura de la arbitraria suerte.


domingo, 10 de julio de 2016

Vagón de espera


Vagón de espera

Lo difícil nació fácil, así no duele.
Enseñar a andar al recuerdo
en ese puerto libre al viaje.
Y el olvido, va a su encuentro
tan abandonado de equipaje .
¿Quién eres tú, quien soy yo?
Frente al deambular del tiempo,
sentados en el vagón de espera,
esperando ver pasar la muerte
por este cristal tantas veces roto,
que se nos hace preso el mirar
de ese instante en el que estamos,
para ser pasajeros del siguiente,
hacía el infinito sin retorno.