Si he de perecer al abrigo de este manantial,
abrupto, dominante, de fluido reino.
Que no me vuelva loza de mármol,
su frío carácter de primavera postergada,
que deje que el despertar del sol me sonría,
que la luna en su guardia me bese
mientras sus aguas me acarician el descanso...

viernes, 29 de noviembre de 2013

Amor salvaje


Amor  salvaje

Atrápame esa nube, quiero subir en ella
ser esa fantasía que me propones.
Y que no diga nadie que es mentira,
la quimera que dulcifica esta ilusión.
Me atrapa sin remedio este amor salvaje,
presa de tus brazos de depredador... 

llévame a tu playa, quiero jugar en tu arena
ser la reina del castillo de naipes, 
que para mi construyes en el aire...
Y prometo no abrir nunca mis ojos
a la verdad que me dice tu mirada
cuando me amas sin pronunciar mi nombre...

Y que sepas, que si la vida a mi me lleva
a dormir mis sueños en otra arena
serás el rey que maneje mis remos
si ese océano interminable de silencios
me hace sirena en su arrecife de viento.

2 comentarios:

  1. Uf!!! Un amor salvaje, nunca mejor dicho y expresado de maravilla.
    Un abrazo

    ResponderEliminar

"Si puedes mirar al rostro a este texto, te agradezco que me digas de qué color son sus pupilas…"