Si he de perecer al abrigo de este manantial,
abrupto, dominante, de fluido reino.
Que no me vuelva loza de mármol,
su frío carácter de primavera postergada,
que deje que el despertar del sol me sonría,
que la luna en su guardia me bese
mientras sus aguas me acarician el descanso...

sábado, 2 de febrero de 2013

Dormir en tu almohada


Dormir en tu almohada 

Si pudiera dormir en tu almohada 
extraer del sueño tu mirada,
rogándole al tiempo que no la agote...
Que me robe cada mililitro de mi aire
con un beso sin fronteras...

¡Ay si pudiera!, Vencería esa distancia
que alargas en cada kilómetro que recorres,
desde esta agonía de tenerte
y este sin vivir que te despide.

Si pudiera olvidar, ser presente
y vivir en ti sin pasado.
Y es que, amor mío
no existe nada más vándalo,
que amarte como te amo
y querer ahogarlo cada instante
en el temible olvido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

"Si puedes mirar al rostro a este texto, te agradezco que me digas de qué color son sus pupilas…"