Si he de perecer al abrigo de este manantial,
abrupto, dominante, de fluido reino.
Que no me vuelva loza de mármol,
su frío carácter de primavera postergada,
que deje que el despertar del sol me sonría,
que la luna en su guardia me bese
mientras sus aguas me acarician el descanso...

miércoles, 8 de marzo de 2017

Mentira



Mentira

Presiento reinventada la mentira,
avarienta mentira alza su reino,
torna lo sencillo alma zarria volátil,
propio de las sombras infieles .
Aún recuerdo aquel pasado azul,
distanciado de las formas barrocas,
sin fatigar por dentro el futuro.

Humildes son las líneas en su latir
enyerbando el silencio del estanque
de rectas estatuas mirando al sur.
A ningún sitio van las palabras banas,
como su sordera de papel mojado...,
quizá al libro cerrado por escribir,
pues aún nada sabe de la blanca luz.

Intachable la memoria cobijada
en este pensamiento respirado
a destiempo…, atrás la voz ruin,
el aire se bebe su andar de laúd.
Huésped oxidado, la verdad gime
cuando tus cuerdas altaneras
desafinan, bífidas engañando.  

Qué importa ahora, si el sí,
es no…,  es charco de ingratitud
sobre la cima de los humedales,
ciego canal, al romper la palabra
precediendo la duda ante lo justo.
No me muerdes, dura piedra añil,
tu urdida fuente fluye sin virtud. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

"Si puedes mirar al rostro a este texto, te agradezco que me digas de qué color son sus pupilas…"