Si he de perecer al abrigo de este manantial,
abrupto, dominante, de fluido reino.
Que no me vuelva loza de mármol,
su frío carácter de primavera postergada,
que deje que el despertar del sol me sonría,
que la luna en su guardia me bese
mientras sus aguas me acarician el descanso...

lunes, 18 de enero de 2010

Retazos de una vida

Click here to see a large version

Retazos de una vida

Un cristal en su transparencia casi invisible, balcón abierto al mundo de la ciudad latiendo vida, con ruidos de claxon, ir y venir del tiempo persiguiendo el transcurrir de las horas, para aquellos que mueven sus pasos coordinados por una agenda. Apenas existe para esa prisa la presencia de una silueta de mujer sentada frente a ese balcón con su mirada fija en ese paisaje en movimiento, María. Ella es el único elemento que no le inquieta la importancia de la pérdida de un minuto, aparentemente observa con delicadeza cada detalle. La apariencia equivoca la mirada en su inquieto viaje, las imágenes son abstractas ante sus ojos, difuminadas por un pensamiento que la abstrae hacia una realidad aplazada en su verdad por las circunstancias que abrazaron otros, para decidir el destino de su vida…
Sus cicatrices fueron heridas echas de ausencias y abandono desde su niñez hasta ese misma mañana, que su hermana Mª José tocara el timbre de su puerta, toda una sorpresa y alegría escondida detrás del recelo.
La memoria tiene lagunas cuando se colapsa por la emoción, no recordaba cual fue su conducta hasta esa conversación, donde el análisis de sus vidas las equiparó con sentimientos atrapados de vacios y pérdidas en la distancia, con tantos abrazos aplazados y explicaciones por dar. Ahora sentía a sus hermanos en la misma esfera del dolor que había alumbrado su existir, quizá con distintos tonos en el difuso gris de las carencias que tiene las separaciones impuestas.
Su desarraigo marcado con molesta y copiosa lluvia que incordia por su presencia la vida de los demás. Calor de madre buscado en una caja de cartón, allí estaba su tesoro las escasas fotos, para poder poner un rostro a un recuerdo, que se murió antes de tener conciencia de tenerlo. Destino que deshereda a dedo sin contemplación, ese había sido su pañuelo a lo largo de los años.

En su escala del sentir, su dolor tenía otra dimensión, ahora comprendía las razones de su padre al dejarla bajo el cuidado de sus abuelos maternos, un acto disfrazado de abandono cruel con una elección; la de su nueva mujer y sus otros hijos. Una decisión de renuncia que encubría protección para todos a cambio de su felicidad. Ahora si tenían valor las palabras de su padre en su lecho de muerte, ahora que los silencios hablaban, para tener un efecto a destiempo;
_Hija mía, mi posibilidad de ser feliz fue enterrada en la tumba de tu madre a donde por fin, se me otorga el derecho de ir a buscar…- Sus lagrimas resbalaban cómplices de toda una vida donde la cruda apariencia jamás tubo contemplación con su pertenecía más licita, la verdad.

15 comentarios:

  1. En la hora de entender toda palabra es exacta, todo argumento concreto y ceñido a la realidad que encarna la verdad que nuestra vida soporta. Eso somos, un escuálido armazón de verdades mil veces vestidas de apariencias que nos ayudan a vivir, que para que engañarnos no siempre obedecen a la norma social, sino que muchas veces son hallazgo, música y poema con los que ser algo más que lo que en verdad somos en el trillado camino de los demás. Nuestras verdades los son porque no son nuestras, sino que nos vienen impuestas y no nos queda sino adoptarlas y vestirlas según nuestra conveniencia: esa es la apariencia. Unas no tienen piedad con las otras, porque en la necesidad de desnudarlas ambas pierden sentido.
    Hermoso relato.
    Recibe un fraternal abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias José Alfonso, por tu visita y tu reflexión sobre mi relato...
    Esta historia es real, fue la realidad mas cruel en la vida de mi madre, que tubo muy presente hasta el mismo día de su muerte, con una pesada circunstancia; que ella nunca la supo, solo suposiciones. La verdad la sabemos sus hijos, años depues de fallecer ella. Lastima que la vida se entienda de forma tan errónea. La verdad por muy dura que parezca, será siempre la mejor respuesta para todo... Yo escribo muchas cosas sobre ella, en mi necesidad de otorgarle esa paz que no supieron darle aquellos a los que les correspondía hacerlo... Besos

    ResponderEliminar
  3. La vida es más que difícil para unas personas; las circunstancias y ¿los miedos? pueden más que la verdad y las personas se confunden suponiendo que es preferible el silencio a la explicación.

    Tu actitud te honra.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  4. Gracias Manolo, no se si si me honra o no mi conducta para todos los ojos que me observan, lo que si se, es que la verdad es una semilla que muchas veces germina tardíamente, no te quepa duda de que lo hace, y cuando lo hace es la flor más hermosa, por que trae en sus alforjas los aromas más puros y son de unos efectos que se conjugan con la paz y la armonía que las almas necesitan en su inmortalidad imperecedera....

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Querida Antoñita, la valentía es un don que no todos tienen la suerte de tener, la verdad es grandiosa siempre, yo siempre digo que con la verdad en la mano, puede una llegar a recorrer el mundo sin que la mentira le pueda tocar ni un pelo de su cuerpo.
    Somos lo que somos, TODOS, con presente el futuro que nos queda por venir y sobre todo nuestro PASADO, al que nunca, nunca, jamás hay que renunciar por muy crudo que sea, forma parte de nosotros, de lo que hemos vivido, y nunca hay que avergonzarse de nada, porque como tu bien dices, "solo nos ocurren cosas porque estamos vivos", y quién este libre d pecado que tire la primera piedra.
    La verdad que prime siempre ante todo en nuestras vidas, es una luz q los demás sabrán ver y edintificar si en sus almas existe también.

    Te ha quedado precioso el relato, muy bien escrito y expresado, eres una escritora como la copa de un pino.

    Besos mi hada buena.

    ResponderEliminar
  6. Ay mi niña...Qué bien escrito está, y cuanto sentimiento soy capaz de percibir en él. Me ha encantado.

    Muchos besitos Antoñi.

    ResponderEliminar
  7. Eres valiente y sincera¿qué más puedes pedir?tienes los mejores dones..mil besos.MJ

    ResponderEliminar
  8. Brushi
    Brujita linda, no se si soy valiente, lo que si te puedo decir es que me gusta elevar mi cabeza para que mi frente, solo tenga que arrepentirse de mis imperfecciones como cualquier humana. La verdad tiene para mi un significado muy especial, sobre todo verdades que de alguna manera pueden cambiar la percepción de las cosas y los sentimientos en las personas. Nadie tiene derecho a omitir o manipular unos hechos, que en su significado real daría paz a quienes pertenece. No guardo rencor, pero si se apodera de mi la tristeza y la rabia por cobardías de este tipo. La vida es de aquel que se le otorga, con lo bueno y lo malo y es su derecho, estar al tanto de cuanto acontece con respecto a ella... Besos
    ...............................................
    Ana
    Gracias amiga, esta historia siempre estará conmigo, de alguna manera a marcado la percepción que tengo por las cosas y muchas directrices que he dibujado en mi camino, tienen a esta historia de fondo.
    Mi madre me solía decir que su vida era una novela muy enrevesada. Cuando ella murió, en el ordenador del trabajo comencé a escribirla, con tan mala fortuna que ese ordenador viejo se chafó con ella dentro.
    Besos
    ................................................
    Mª José
    Gracias amiga; yo no quiero grandes cosas, salud para la humanidad, mental, espiritual y física. Desde el amor que les tengo a mi familia y amigos, eso mismo quiero para ellos y vivir, vivir mi vida con la máxima paz posible....
    Besos

    ResponderEliminar
  9. A veces nos toca aprender cuando los silencios hablan, ésos que valen por todas las palabras.

    Una lección de vida nos has dado hoy, Niña.

    Un abrazo inmenso.

    ResponderEliminar
  10. Muchas vece she aprendiod de msi silencios a veces voluntarios otros impustos pero siempre me resultaron un aprendisaje en caminos y retazos del camino d emi vida, me he visot en alguna splabars aquí, y me has dejado emocionada, besitos y mi admiración preciosa niña, cálido abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Permitir que ocupe un trocito de vuestro espacio, para deciros que un compañero bloguero vuestro a conseguido cumplir un sueño…A publicado su primera novela “LA MACULA PURPURA”…Pero para que ese sueño se cumpla del todo, esa novela tiene que ser leída…estuvo mucho tiempo en un cajón y ahora tiene que salir de su ivernación,espero la camaradería de todos vosotros, estoy segura que a todos vosotros os gustaría cumplir un sueño como este, y os puedo asegurar que no hay nada más satisfactorio que ayudar a que ese sueño se cumpla…vuestro compañero es… salmorelli.blogspot.com

    LA MACULA PURPURA…Tiene todo lo que un lector aprecia de una novela…Mafia, iglesia, poder, ambición, amor, y sobretodo lealtad.

    Perdonar y gracias.

    QUE TODOS VUESTROS SUEÑOS SE CUMPLAN!!!!!!!!!

    Mary.

    ResponderEliminar
  12. Qué malos son los silencios y qué buena la verdad...

    Un texto extraordinario, me encanta venir a leerte.

    un abrazo con todo cariño.

    Maite

    ResponderEliminar
  13. Antoñi... A veces lo que ocurre en la vida se te revelara en el lugar y el momento adecuado. Son como surcos que se quedan grabados en la piel o en el corazón.
    Saluditos

    ResponderEliminar
  14. Siempre llega un momento para encontrarse frente a frente con el pasado en el presente. Un regalo que nos dá la vida para poder seguir avanzando. Cuando ya se ha incluso casi olvidado algunos rostros, aparece la caja que contiene la vida y sus caras en el recuerdo. Hay voces silenciadas tantos años, hasta el momento definitivo. Recién ahí cuando se comprenden todas las verdades vedadas, es que se puede recuperar el aliento y dejar ir otros.

    Un abrazo enorme mi amiga, es un texto maravilloso, me hizo recordar tantas cosas, que hizo el momento algo muy especial. Gracias por compartirlo.

    Anouna

    ResponderEliminar
  15. Sil, niña, lección de vida, pues no se. En mí, según el día necesito moldear este tema en mi cabeza. Quizá es una necesidad que tengo con respecto a mi madre. Traspasar el limite de la muerte y regalarle esa verdad, que quienes se la debían no supieron darle...
    Besos
    ................................................

    Draco, pasare por el blog de salmorelli, a conocer su novela, será un regalo para mi. Le admiro muchísimo... Besos
    ...............................................

    MªTeresa, amiga. Los silencios que ocultan nunca son buenos, los que hablan esos no necesitan palabras...
    Gracias por valorarme como lo haces, me estimulas muchísimo...
    Besos
    ................................................
    Victoria, a veces si, se revelan en el momento justo, en este caso fue a destiempo...
    Gracias amiga
    Besos
    ................................................

    Aunona, no para todos, hay quien no se le regala esa paz, por circunstancias, por la mentalidad de quienes les rodean...
    Este relato lo escribí hace unos años, lo retoque para publicarlo en este blog, me alegra que a ti te haya echo sentir identificada de alguna manera, eso demuestras que las personas somos muy parecidas unas de otras y que nos ocurren cosas muy similares....
    Gracias amiga, tu apreciación hacia mí, me es más que grata, ya sabes el cariño que te tengo... Besos

    ResponderEliminar

"Si puedes mirar al rostro a este texto, te agradezco que me digas de qué color son sus pupilas…"