Si he de perecer al abrigo de este manantial,
abrupto, dominante, de fluido reino.
Que no me vuelva loza de mármol,
su frío carácter de primavera postergada,
que deje que el despertar del sol me sonría,
que la luna en su guardia me bese
mientras sus aguas me acarician el descanso...

lunes, 26 de octubre de 2009

"EL MISTERIO DE LA TELENOVELA OCULTA"


En la osadía que se presta como conveniencia, entre copiar y pegar, basto servicio del derroche del plagio en este mágico mundo de los interneses, como de forma entrañable llama mi buen amigo ventu. Yo copio y pego, plagiar, plagiar, no plagio, mejor queda decir que coopero, puesto que este mini relato, tiene muchas letras adosadas que son mías y otras muchas más de mi buena amiga Brushi….
Solo os digo niñas de mi vida, que ser Cenicienta de un cuento maravilloso no es tan bonito como parece, es mejor dejar perder un zapato, que ser la protagonista de un guion que tiene algo de mortífero, puesto que aunque no se pierda la vida, se puede perder la cordura, por no saber descifrar algunos capítulos que se mezclan con el fango।

"EL MISTERIO DE LA TELENOVELA OCULTA"

No sé que me llevó aquél 23 d Mayo a acercarme a las ventanas de aquél concurrido bar atestado de abogados y conflictos. El caso es que tomaba yo una cerveza sin alcohol, (en aquella etapa y por cuestiones estéticas)...Y ahí comenzó todo.

Una paraguaya del brazo de un apuesto chico alto y atlético, cruzaron el umbral de la puerta, pisando con chulería aquella absurda alfombra; dónde paradójicamente aquellas letras en mayúsculas, en colores variados, y desgastadas por el paso de decenas de personas en el transcurrir del día, bailaban en mi cabeza como una señal de alarma...
Rezaba "bienvenidos"...
¿Bienvenidos?, Pensé...
¡Qué leche bienvenidos!, aquello me resultó significativo...
Cosas que tiene la lógica en el cerebro del ser humano, que aprecia con dificultad la oportunidad escurriéndose de sus dedos disfrazando el drama y es que a veces el peligro se intuye, pero viene disfrazado de aventura y altera la sangre con el olor de un cuento milagroso, donde se sueña sueños prestados
En ese instante los ojos azules del chico recorrieron todo el bar, como buscando algo, una señal quizás. Su expresión resultaba como la de un colegial que sin tener ni idea de la lección, sabe que le van a preguntar directamente lo que no ha estudiado, y espera ser salvado por la bendita y urgente campana de la casualidad...
Esa señal, en un ejemplar masculino de ese calibre despierta sentimientos inquietantes en el alma de una mujer, muy difíciles de descifrar, hombre-niño, instinto materno que se mezcla en el sentir femenino, es un cóctel explosivo, que amenaza con abrasar la voluntad.
Ser mujer y no morir en el intento, es ya muy usado y en este caso amenazaba con conmocionar algo más que los sentidos, en ese momento casi trampa, con la dificultad de no percibirse, no descifrarse. Una de esas ecuaciones enrevesadas que tanto me habían molestado en mis años de estudiante y no sé porqué extraña razón en ese momento me movía hacia su resolución.
Con esa certeza en mi mente, la ecuación tantas veces no resuelta cobraba vida, y se abrazaba a las miles de preguntas que martilleaban mi cabeza desde hacía días.
Dos más dos son cuatro, dice la ecuánime ley de la lógica... pero, el amor cuándo se infiltra como un virus en las neuronas, no lo quiere creer...
Pensando en todo esto, algo cambió en el cuadro visual que tenía delante, la potra exótica que lo acompañaba, alardeaba con patética exuberancia sus rebuscados encantos femeninos amañados con un mal aplicado maquillaje. Moviendo con cierta prepotencia la melena color azabache, me miró directamente a los ojos en un alarde de desafío desconocido…
“Mientes" pensé, mientras ella leía en mis pupilas y con una carcajada irónica intentaba aplastarme la autoestima como a una cucaracha.
Son momentos absurdos, donde te creces, absurdos para el subconsciente, que tu altura decrece. Por segundos te crees un mosquito que se posa en la nariz de un águila real. Lo mejor es que para ti es un desafío, te dices a ti misma pensando que te elevas sobre ella... ¡y tú que te crees!...,
En ese momento mi espalda se irguió alerta, y mi barbilla se elevó...
El chico de ojos azules ya se había percatado de mi presencia desde el mismo momento que pisó la alfombra de "bienvenidos", enfrascado en su maletín de cuero marrón, revisaba unos papeles y se los mostró a ella.
Sentados muy juntos en una mesa, frente a la mía, leyeron entre risas maquiavélicas aquellos documentos.
Ella sacó una estilográfica dorada de su bolso, mientras volteaba la mirada hacia él y hacia mí, y hacia esos documentos...
Yo fumaba tranquila y reflexiva, observando la situación con calma... En una chica como yo que episodios de ese tipo le producen apatía y pereza, en otro momento, mi mirada se habría sumergido en mis pensamientos, hilando los entresijos de mi vida. Quizá la altanera mirada de esa mujer y lo sugerente de su acompañante me hizo pensar que garabateaba mi figura para compararla con la suya; Y es que la prepotencia puede reducir mi autoestima en un instante, pero se crece por que adoro la humildad, que me hace aprender de la sabiduría y fue lo que me llevó a pensar que yo sólo era una espectadora casual, de una trama telenovelera....

ESTABA PRESENCIANDO COMO FIRMABAN SU PACTO, VENDÍAN SU ALMA AL DIABLO Y LO HACÍAN CONJUNTAMENTE Y COGIDOS DE LA MANO…..


11 comentarios:

  1. ¡¡Cuántos habrá en el mundo como ellos!!En referencia al prólogo que has puesto ,he de decirte que esta semana pasada he tenido problemas con un plagadior,que copió mis relatos de terror y los colgó como suyos.Aunque hablé con él y ,supuestamente ,el tema se arregló..lo seguirán haciendo..eso es algo inevitable.¡¡Que vendan sus almas a quién quieran!!Mi conciencia siempre estará tranquila.
    Besotes.MJ
    Recuerdos a mi bruji xula.MJ

    ResponderEliminar
  2. Sorprendente final: vender el alma al diablo ¿a cambio de qué? ¿de sus aparentes apolíneas figuras?

    Quedo con mil preguntas sin respuestas... pero gratamente sorprendido.

    Con respecto a los plagiadores pues que les vaya bonito.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  3. Niña dirás que deliro pero me imaginé a dos abogados haciendo trámites...
    Sentados, tranquilos, de la mano y firmando maldades.
    Me vino a la mente éso.
    He leído ávodamente , hay un millón de mensajes aleccionadores entrelíneas.
    Un abrazo gigante, Niña.

    ResponderEliminar
  4. Tiene una lectura muy interesante este escrito. El ambiente del lugar, la actitud de las personas desconocidas entre sí, pero desafiantes unas a la otra. Las despcripciones tanto de él y de ella, con un final sorpresivo de pacto.

    ¿Por qué será que hay personas tan superficiales?
    que serían capaces de hacer cualquier tipo de tratos, o pactos, por seguir teniendo fama, poder y por supuesto cuerpo bonito. Con una gran cabez HUECA!!!

    Un escrito muy bien descrito amiga.
    Mi abrazo para ti, que tengas excelente semana.

    Anouna

    ResponderEliminar
  5. Dios! pensar que hay tantos y generalmente siempre ganan en este mundo al revés. Muy buen trabajo! Y ni hablar de copiar y pegar, que está tan de modo en estos tiempos! Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Me gusta pénsar que mi alma no me pertenece, que le pertenece a Dios y es el único bien que no puedo vender, el único bien que nadie puede manchar... ni siquiera yo

    Mi querida amiga te felicito por tu relato es estremecedor y fantástico a la vez, que mpas puedo decirte, creo que ya sabes que te admiro profundamente.

    Hey! me olivdaba, tienes un premio en mi blog!

    Besotes de amistad

    ResponderEliminar
  7. Pero bueno, algunos eligen venderle su al ma al diablo lamentablemente¡¡¡¡
    por ahora no vendo al mia a nadie jejeje es solo mia¡¡
    mi aplauso , por ese final magnifico¡¡¡
    un besote ¡¡

    ResponderEliminar
  8. Me sorprendes siempre, por eso te leo y te sigo.

    ResponderEliminar
  9. Antoñi... Me encantan tus historias, das tantos detalles y tanta vida, que me da la sensación que estaba allí, con todos los demás clientes, observando lo mismo que cuentas.
    Un besito guapa.

    ResponderEliminar

"Si puedes mirar al rostro a este texto, te agradezco que me digas de qué color son sus pupilas…"