Si he de perecer al abrigo de este manantial,
abrupto, dominante, de fluido reino.
Que no me vuelva loza de mármol,
su frío carácter de primavera postergada,
que deje que el despertar del sol me sonría,
que la luna en su guardia me bese
mientras sus aguas me acarician el descanso...

martes, 29 de septiembre de 2009

El olor del otoño

El otoño, sin saber porque, me produce cierta tristeza o quizá melancolía, no tiene nada que ver con mi vida o cosas que puedan asaltarla. Me ocurre desde niña, es como si el frío atravesara mi piel calándome hasta los huesos. Después de todo no puedo quejarme, aquí por mí tierra se extiende tanto el verano que a veces no existe ese cálido preludio intermedio antes de llegar el invierno.
Tiene este texto melancolía y tristeza impregnada, es mi sentir en estos días, hasta que la estación se establezca por completo. A veces pienso, que el ser humano, al igual que cualquier especie que compone la naturaleza, en cierta manera esta sujeto a esos cambios y se reflejan en su carácter. Solo es eso, seguramente no es propio de mí, es algo común a todos.

http://1.bp.blogspot.com/_bYWeC7RPI-g/ScaBEyxp0_I/AAAAAAAAB90/A6mSo5cMJww/s400/OTO%C3%91O+BANCO+VAC%C3%8DO.jpg
El olor del otoño

Día gris donde las palabras se resbalan sobrecogidas, aturdidas por no hallar su lugar, se siente el otoño, asaltando el paisaje. Instala colores lóbregos, pesados llenos de presagios con olor a luto. Es el dolor de lo que muere, el olor tenue por donde desaparece inquietante y aullando silencios, todo aquello que dormirá el eterno sueño a la sombra cruda del árido invierno. Frío que traspasa los huesos, frío que se instala de inquilino en la tierra.

Se sobresaltan las nubes asustadas, equivocando los caminos. Corren equidistantes, perdiendo el miedo a encontrarse, provocando estruendos, llantos torrenciales a mi asustado cielo... ¡Es hora de recogerse!, Gritan los pájaros, ajenos al vuelo independiente que ya en su tiempo hicieron de polluelos.

Vendrán nuevos tiempos, cuando las golondrinas retornen a sus abandonados nidos. Vendrán nuevos sueños, cuando los vientos que amenazan barrer los caminos, viajen de vuelta a la crueldad del abismo. Será entonces, cuando a la orilla del rio renazca la azucena, junto a los juncos, alumbrando la senda que el rosal que florece con la luna, aliente al jazmín a vestirse de blanco cada atardecer.

12 comentarios:

  1. Debo decirte amiga que el otoño me produce el mismo sentimiento que describes, no se por qué tampoco, pero no lo puedo evitar. Para mi el haber entrado,en primavera por estos lares, me pone pilas al alma. Aunque hace tres días que el clima nos está jugando una broma, ya que está haciendo temperaturas invenales, mira que el sábado hizo 25 grados y hoy teníamos cero grados cuando me levanté esta mañana. Que vuelva doña primavera!!!!!!!!!!! jeje. Antoñi, quedaron hermosos tus versos otoñales, precioso post.
    Besitosssssssssssssssssssssssssssssss.

    ResponderEliminar
  2. Amo el Otoño, me fascina, me produce una melancolía pero que no asfixia, sino que me ayuda a ser más creativa, más observadora, más viva, quizá. No sé explicarlo. Cuando escucho a las personas decir que no les gusta la melancolía, o que no les gusta los días grises, o que cuando llueve se deprimen. Yo no puedo entender muy bien, pues, justamente cada uno de esos sucesos nos lleva a mirar en la profundidad, a detener pasos rápidos y detenerse, y ver. Me gusta la palabra Melancolía, para mí es creatividad y Vida, sinonimo de Otoño y Primavera.

    Un abrazo, igual tu escrito me ha gustado, disfruta este tiempo, preparate para sentirlo dentro de ti, cayendo junto a las hojas, y sientas como tu corazón se prepara para la renovación y un nacimiento primaveral. El invierno solamente será un paso, una transición de sentidos.

    Un abrazo grande bien Primaveral, Anouna

    ResponderEliminar
  3. La puesta del sol en la sierra de mi añoranza sin acuarelas que devuelvan luz de mediodía teje un manto grisáceo de locura en soledad tal vez una sonrisa encienda los faroles en el camposanto donde el tiempo con sus dedos fantasmales peina calaveras.
    Las ojeras de la remota energía descontrolada no encuentran más las caricias de cada pecado terminaron las noctámbulas orgías de sol a sol y los párpados exhaustos jamás observarán la tersura femenina que transpiraba limpia bajo los pectorales de las pasiones perdidas. Un beso y se feliz.

    ResponderEliminar
  4. MI ESTACION PREFERIDA,SERA PORQUE NACI EN OTOÑO.EL, OTOÑO ES LA ESTACION DEL LETARGO ,DE LA HIBERNACION,EN LA QUE BUSCAR LOS MOMENTOS PARA MIRAR EN TU INTERIOR Y ENCONTRAR MIL RESPUESTAS A TANTAS PREGUNTAS.
    EL POEMA ,PRECIOSO.
    BESOS Y SE FELIZ.MJ

    ResponderEliminar
  5. Antoñi... otoño y melanolía es todo uno, es una sombra que nos impide gozar de la luz y del calor del sol.
    Hay un proverbio chino que dice:
    No podemos impedir que el ave de la melancolía bata sus negras alas sobre nuestras cabezas, pero si podemos impedir que haga su nido en ellas.
    Ánimo, ya pasará, todo pasa.Un beso

    ResponderEliminar
  6. se siente el olor al otoño en estas letras, como tambien escucho las hojas trituar con cada paso... es un encantó... el otoño me sabe a gris y tristeza, pero me encantá...

    ResponderEliminar
  7. Vendrán nuevos tiempos, cuando las golondrinas retornen a sus abandonados nidos...


    Ojalá no tarden...
    Ojalá...

    ABRAZO GIGANTE, NIÑA

    ResponderEliminar
  8. Me encanta el otoño... en mi tierra hay una canción que dice... no es lo mismo el otoño en mendoza, hay que andar con el alma hecha un niño... la brisa traviesa se ha puesto a juntar, suspiros de nuebes cansadas de andar...

    Un beso y feliz otoño hermosa!

    ResponderEliminar
  9. Precioso como lo describiste. Yo amo el otoño, supongo que por odiar el verano y desear tanto que termine, cuando las hojas pierden su color suele llegarme a mí el buen humor, jeje.Aunque sin duda, es la estación más melancólica de todas.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Me confieso hombre de luz, sin luz mi vida es otra. El otoño es el comienzo de días anodinos y sin brillo, de tardes cortas y noches inmensas...

    Entiendo tu escrito.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  11. EN OTOÑO
    Los pájaros se van,
    buscando el calor.
    Las hojas que caen
    cambian de color.
    El día es más corto
    calienta poco el sol,
    las setas y las uvas
    ¡qué ricas que son!

    Buenas noches a todos

    ResponderEliminar
  12. muy padre, me gusto mucho. El otoño es mi estaci{on favorita. cudiate

    ResponderEliminar

"Si puedes mirar al rostro a este texto, te agradezco que me digas de qué color son sus pupilas…"