Si he de perecer al abrigo de este manantial,
abrupto, dominante, de fluido reino.
Que no me vuelva loza de mármol,
su frío carácter de primavera postergada,
que deje que el despertar del sol me sonría,
que la luna en su guardia me bese
mientras sus aguas me acarician el descanso...

domingo, 9 de agosto de 2009

Dímelo Amor

http://2.bp.blogspot.com/_QrMzNcZ0Ux8/ScDHGg6FFOI/AAAAAAAABOE/VoClZoXOmcI/s400/111la+creacion..jpg
Después de estos días de descanso vuelvo llena de energía, deseosa de descubrir, de compartir, todo aquello que enriquezca mi ser, haciendo mi alma más libre, más cercana a todos…. Gracias por ser como sois y por hacerme tan grata compañía….

Dímelo Amor

Paseando con el tiempo dormido, sin atreverse el ocaso a despertar mi pensamiento, abracé el sosiego abstraída de todo sentimiento, sin advertir qué sentido tiene la necesidad, de esto o aquello, más ajena que nunca a mi cuerpo. Quizá si en ese momento, sin conciencia de apreciarlo, si alguien me hubiese preguntado, ¿Que soy o que siento?, Podría haber dicho, posiblemente; … una mariposa, que se haya perdida, buscando desde no sabe dónde, ni cuando, aquel paraíso de flores, que le dio color a los campos que florecen en Mayo, deseosa de rejuvenecer sus alas con la vitalidad de la savia, que surge en la voluntad del girasol de no perder de vista al sol, desde su despertar hasta su descanso, mientras va alumbrando el día….

Escuchando el silencio en su deliciosa armonía, mi desvelo quedó lacrado junto a mi inquietud quejumbrosa, nacida en el oscuro pozo del presagio. Pude sin saber, ser ajena a la posible tormenta y oír la música siendo parte de sus notas en ese pentagrama, que con tanta sabiduría, cantan las hojas del almendro mientras florecen sus ramas.

Sin saber en qué momento, me quedé sedada en el sueño de la tierra y me sentí navegar por el agua subterránea de la sima cóncava del estrecho, que busca la salida en el ancho valle, esperando ser compañera de la nieve, que en primavera se disuelve fluvial, cantarina y juvenil, bajando la montaña, marcando un fresco sendero en su trayecto, buscando la mar.

¿Qué soy? ¡Dímelo tu!, Si en tu mirar me diluyo como una partícula que haya su complemento, escrutando todos tus rincones dejándote mensajes. Necesito que tú hables este mismo lenguaje de signos dando vida a nuestros sentidos. Somos una misma pieza, almas separadas que se juntan con un beso, corazones que unidos hacen sonar un concierto, recitando una bella melodía que tiene necesidad de generar vida.
¡Dímelo tu amor!, Dímelo antes que me sienta un minúsculo elemento, cansado de vagar en tu árido horizonte y se mezcle con tu aliento.

9 comentarios:

  1. Vienes mi querida amiga con las pilas cargadas y con el corazón lleno de amor.

    ¿Qué soy? ¡Dímelo tu!, Si en tu mirar me diluyo como una partícula que haya su complemento, escrutando todos tus rincones dejándote mensajes. Necesito que tú hables este mismo lenguaje de signos dando vida a nuestros sentidos.

    Un besito Rosario

    ResponderEliminar
  2. Somos una misma pieza, almas separadas que se juntan con un beso, corazones que unidos hacen sonar un concierto...¨
    ________________________________
    Con esa maravillosa declaración, resumiste el amor ideal, ese que nos cuesta tanto alcanzar, y a veces, ocurre, ni siquiera logramos alcanzar...
    Bienvenida a la blogosfera.
    Un abrazo sin fin.
    SIL

    ResponderEliminar
  3. Hola estar unos instantes en tu blog es una maravilla sentir tus palabras llena saber y sentimientos traslada a la persona a las esferas mas alta del amor

    Un Cordial Saludo desdé Creatividad e imaginación fotos de José Ramón

    ResponderEliminar
  4. Qué alegría que estés de regreso, extraba muchísimo tus letras, pero me he saciado leyendote hoy... estoy muy contenta por ello.

    Besitos mi preciosa niña y feliz día!

    ResponderEliminar
  5. Antoñi gracias por tu visita y tu sentir en la soledad del toro yo estoy de acuerdo contigo es muy lindo este animal para terminar en una plaza Saludo

    ResponderEliminar
  6. Cada día que lo sientes a tu lado al despertarte, sientes como roza tu pelo tu piel, lo sientes de espaldas a tu lado, y aproximas tu cuerpo suavemente al suyo, y te nota a su lado, rodeas con tus manos su cintura y la estrechas junto a tu cuerpo con fuerza, notas como tu corazón late con fuerza, y le dices que le amas, que le deseas y que el solo hecho de sentir su voz sensual te excita, acaricias su piel con tu mano suavemente mientras el nota que es cierto lo que le dices.
    Te despiertas pensando en esas palabras, Y te preguntas no se si las he soñado pero estoy vacía en mi cama, abres tu ojos lentamente y sientes como si el hubieras estado en tu cama, su olor... Paseo por la calle sin mirar a nada, sigo sintiendo tu lindo escrito dentro en mi cuerpo, los deseos y a quien deseamos o quizás te deseo a ti...no se si existe el amor… pero si existe...dímelo tu. Un beso y se feliz.

    ResponderEliminar
  7. ¡Hermosooooooo! Sí que has vuelto con las energías a mil Antoñi, tu texto es de gran exquisitez. La prosa poética te sienta de maravillas.

    Un besazo, amiga.

    ResponderEliminar
  8. Antoñi, que buenos han sido esos días verdad? se notan de entrada en tus versos. Día apacibles, de reflexión, de serenidad, solamente en esos momentos nos entregamos a querer develar más de nosotros mismos, de querer saber exactamente dónde estamos, y hacia dónde dirigirnos. Es necesario en un punto de la vida, ya no perder tiempo en cosas sin impotancia, hay que ser vital, para todo, hasta para el pensamiento, no sabemos como van a ser los días proximos, tenemos el hoy y eso cuenta. Y más aún si los momentos son compartidos, que sean en el mismo compás, es una bendición.

    Abrazos, querida, me alegro de tu tiempo de descanso, y tu regreso. Un agrado enorme leerte.

    Anouna

    ResponderEliminar
  9. Antoñi prometo ponerme al día con la mayor celeridad. Esta entrada es un resumen perfecto del verbo amar, tan difícil y complicado...

    Abrazos mil.

    ResponderEliminar

"Si puedes mirar al rostro a este texto, te agradezco que me digas de qué color son sus pupilas…"