Si he de perecer al abrigo de este manantial,
abrupto, dominante, de fluido reino.
Que no me vuelva loza de mármol,
su frío carácter de primavera postergada,
que deje que el despertar del sol me sonría,
que la luna en su guardia me bese
mientras sus aguas me acarician el descanso...

martes, 1 de julio de 2014

Arena, hierba y lágrimas



Arena, hierba y lágrimas

En arena, hierba y lágrimas
es la seda que me regalaste
dulce  pájaro amanecido
posándote en mis labios…

En la arena tu nombre
enredando mis dedos en su carne
para abrir surcos con sus letras,
construyendo diques con su agua
navegando mi alma con sus barcas…

Hierva de enredadera
hace de mi cuerpo su dominio…
Hierva de mar brioso
caballo de gozoso galope
destilas mi sangre como fuego…

Lágrimas, alas de ave
oteando mi rostro como oasis.
Hambrientas de tierra virgen
donde apaciguar su llanto.
Allí donde el desconsuelo se hará flor
espiando tu cuerpo como bálsamo
reparando la desazón de mi corazón… 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

"Si puedes mirar al rostro a este texto, te agradezco que me digas de qué color son sus pupilas…"